lunes, 13 de octubre de 2014

La celebración del 12 de Octubre en la Plaza de Cataluña de Barcelona.




Organizado por Sociedad Civil Catalana (cada año,por lo que se ve, lo organiza una entidad diferente) y con el apoyo de los partidos PP,Ciutadans,UPyD y sectores del PSOE en Cataluña,así como todo tipo de ciudadanos y asociaciones,se ha celebrado el 12 de Octubre,la Fiesta Nacional de España y de la Hispanidad,en la ciudad de Barcelona.
El momento es muy grave,se habla por parte del actual gobierno de la Generalidad de realizar gestiones (con o sin referéndum) para separar a Cataluña y a los catalanes de España y del resto de españoles.Desencuentros derivados de la pésima gestión de los asuntos públicos,de la crisis y de los recortes sociales, "empujan" a unos a reclamar la secesión,ante la atónita y desconfiada mirada de una mayoría que lo observa,desde toda España.La incredulidad,el desconocimiento, es muy grande ,ya que todo el  llamado "proceso" está plagado de intoxicaciones informativas.Se utilizan todo tipo de medios de la Administración para convencer al ciudadano,de la bondad del separatismo.Se utilizan toda suerte de argumentos y se produce un continuo rezo del "mantra secesionista" en los medios de comunicación dependientes del Gobierno autonómico de Cataluña y de sus "amigos" subvencionados.
¿Valoración? Más asistencia que otros años.Pero el mismo sentimiento de que "falta gente".Hay representantes de la derecha política,económica y social.Hay representantes del centro político,del centro-izquierda,y algunas personas individuales que representan posiciones de izquierda y republicanos de distinto signo.También se dio la presencia de algún grupúsculo de extrema derecha o de partidos que tienen representación municipal (PXC),pero que mejor estarían en la manifestación (de la extrema-derecha) en Monjuich.
La nula presencia institucional del PSC,y la de otros partidos de izquierda,así como de los sindicatos "de clase",que prefieren "abrazarse" (aunque sea con matices) a la ANC,ya da pistas sobre como va todo.Es una sensación agridulce.Se hace  la manifestación,por ser ésta muy necesaria,para decir que "ahí estamos",para que nadie lo olvide.Pero la mayoría silenciosa,esa que cuando gana "La Roja" chilla y se demelena con una bandera nacional,el Día de la Hispanidad,sea por miedo,sea por desidia,sea por el "politiqueo" que no le convence y le hace desconfiar,se queda en casa.